Camino hacia sueños imposibles

sueños imposibles 2Cuando Indie Locus cerró, tenía una cosa muy clara, no quería dejar de escribir. Sí, lo sé, quizás no sea un gran escritor, quizás mis artículos no tengan un gran seguimiento. Pero hay algo dentro de mí que me obliga a contar cosas, a informar. Hace ya muchos años creé el blog Videojuegos y Arte, luego vino youtube y después Indie Locus, mientras a la vez escribía muy de vez en cuando en mis blogs personales en los que iba contando mis cosas. Es decir, desde que tengo internet no he estado mucho tiempo seguido sin escribir. Al final siempre tengo algo que contar, algo que necesito expresar, ya sea de arte, videojuegos, cine o simplemente una opinión personal. Siempre tengo algo en mi cabeza y necesito contarlo.

Así surge el blog de Unreal Dreams. Pero ¿qué es Unreal Dreams? La verdad es que este nuevo proyecto poco tiene que ver con Indie Locus. Indie Locus era un proyecto colectivo, en el cual entré casi de casualidad. Eonel, el que por aquel entonces era el director de la web, me descubrió a través de mi canal de youtube, contactó conmigo para escribir en Indie Locus y acepté. Un tiempo después me convertí en director, como recompensa a mi esfuerzo y dedicación, cuando Eonel decidió abandonar el proyecto por razones personales.

En fin, no quiero ahondar mucho en la etapa de Indie Locus, ya he hablado de ella en más de una ocasión y os dejaré la carta de despedida que yo mismo escribí, confirmando el cierre de la web. La cosa es que Indie Locus era un proyecto extraño que acabé asimilando como propio en colaboración con mis compañeros. Ahora he decidido emprender un nuevo camino, personal y autónomo, con absoluta libertad a la hora de escribir. No me importará tratar temas polémicos y sí, hablaré de política. No soy de los que se amedrentan por una mala crítica, por las malas palabras de alguien en desacuerdo con mis ideales. No me importa debatir e incluso cambiar de opinión si alguien me demuestra que estaba equivocado, respeto al que opina diferente de mí, pero nunca voy a cambiar de forma de pensar o me voy a callar por miedo al “qué dirán”. También me chifla jugar a ser abogado del diablo, a ponerme en la piel del otro, a ver la otra cara de la moneda, cuando todos alaben es posible que yo critique, pero cuando todos critiquen también es posible que yo defienda lo que aparentemente no tiene vuelta de hoja. Yo soy todas las partes que me componen, soy el amante de los videojuegos y el arte, aquel al que le gustan el cine o la música y criticar ferozmente a algunos de sus mitos. Pero también soy una persona que se implica social y políticamente, que sufre ante dramas como el de los refugiados sirios o se enfurece cuando los partidos políticos sistemáticamente corruptos intentan tomarnos el pelo.

CARTA  SOBRE EL CIERRE DE INDIE LOCUS. PUBLICADA ORIGINALMENTE EN TWITTER

 

Pero el blog de Unreal Dreams es sólo un fragmento de lo que es Unreal Dreams, esta es mi ventana a internet, en conjunto. Soy yo hecho web, todos mis proyectos van a tener cabida en esta web y por supuesto Unreal Dreams es el nombre bajo el que publicaré mis juegos a partir de ahora, ya sea en solitario o en colaboración con otras personas.

¿Por qué Unreal Dreams? Bueno, este no es un nombre escogido al azar, realmente existen pocos nombres con los que me sienta más identificado a la hora de definir mis proyectos. Unreal dreams puede traducirse como “sueños irreales” o “sueños imposibles”, así veo, de un modo irónico, aquello que hago. Los videojuegos y el arte son mis pasiones, la simple posibilidad de llegar a vivir de ellos me suena a fantasía, una fantasía que espero convertir en realidad, pero que suena a irreal, a imposible. Por lo tanto, cada nuevo juego, cada nuevo proyecto terminado, es un sueño imposible hecho realidad, aquello que llevo tanto soñando y que se convierte en una realidad que casi parece un sueño desvelado.

La vida es sueño y los sueños, sueños son. Así dijo Calderón de la Barca en su conocida obra de teatro, la vida es sueño. Yo aquí sigo, intentando convertir mis sueños imposibles en realidad.